El viernes 18 de febrero, una tormenta en el Atlántico azotó Inglaterra e Irlanda con vientos de hasta 160 km por hora. Provocando advertencias de la oficina meteorológica del Reino Unido porque la tormenta Eunice podría provocar una interrupción significativa y arrancar techos en las áreas afectadas.

Esta es la primera advertencia roja que se emite para Londres o el sureste de Inglaterra desde que se introdujo el sistema en 2008. Cientos de escuelas están cerradas y las redes de viajes están experimentando cancelaciones y grandes interrupciones.

Los residentes de un apartamento en Inglaterra filmaron el derrumbe de su techo cuando los vientos azotaron la ciudad en horas de la mañana. Los cortes de energía han dejado sin electricidad a miles de propiedades en el suroeste de Inglaterra y el sur de Gales.

Se han registrado ráfagas de hasta 150 kilómetros por hora en la Isla de Wight. Muchos aeropuertos han instado a los clientes a verificar el estado de los vuelos, puesto que algunas frecuencias han sido canceladas o retrasadas por los vientos.

Se espera que el transporte público y los servicios se vean afectados durante todo el día. La recomendación para millones de personas es que se queden en casa y que eviten viajar cuando los vientos alcanzan las velocidades más altas.

Es la segunda tormenta en una semana para el Reino Unido y la República de Irlanda, la primera fue Dudley y también azotó partes de Escocia, el norte de Inglaterra e Irlanda del Norte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.