Indignación ha despertado en Pereira y Santa Rosa de Cabal el aumento del impuesto predial. Y aunque al inicio las campañas políticas estaban tapando el malestar, al final sucedió lo contrario, la gente exige las facturas para decidir si empiezan a saldar cuentas en las elecciones venideras.

Aclarar primero que el desmonte de los sectores productivos del país y la región, ha llevado a que capitales internos y externos, se refugien en sectores como el de la construcción, ocasionando “inflación en los activos inmobiliarios”. Es decir, crece la burbuja inmobiliaria, y en ella se inspiran las empresas catastrales.

Luego la aclamada actualización catastral se convirtió en el caballo de troya para que los gobernantes introduzcan el aumento del predial. Al respecto, un solo dato, resulta extraño que no se actualicen a la par en términos porcentuales, el avalúo del predio y el límite, una astucia de la empresa GoCatastral de Bogotá, pues al subir el valor de los predios, aumentan automáticamente el límite, y se vuelven objeto de una nueva tarifa, aunque conserven el mismo estrato.

Legítimos entonces los reclamos ciudadanos. Tampoco es fortuito que en la región aterrizara la empresa catastral de Bogotá, pues allá han sido eficientes en cargar más cobros durante las últimas cuatro administraciones de la capital, incluida la actual.

Ahora bien, en Pereira y Santa Rosa, han postergado la emisión de las facturas electrónicas, ¿procuran evitar el castigo electoral?, es posible, pues los dos tienen candidatos cercanos, al senado Juan Pablo Gallo, y para cámara en Santa Rosa, a Paulo Gómez, quien firmó el acuerdo del costoso predial.

Para enfrentar las críticas, el alcalde pereirano Carlos Maya, sin embestir, decidió sacar una cartilla estéril sobre el tema y dar entrevistas a medios sobre el abusivo tributo catastral. Mientras el santarrosano, Rodrigo Toro, ha optado por señalar a reconocidas voces del periodismo municipal, que vía libertad de expresión, opinan contra el gravoso cobro. Con tono de superioridad le repite a los críticos que lean, poco modesto, más aún cuando ante las propias dificultades familiares, él debió validar el bachillerato y en campaña fue víctima de un credencialismo hirsuto *; pero a falta de ética para la réplica a sus contradictores, ha preferido la arrogancia y burla sobre quienes ejercen el derecho a la protesta y el control político; olvidó que por esta legítima ruta, llegó al pequeño palacio municipal.  

Y más que “oposición”, es la economía, el mundo real. La gente se angustia, protesta y atiende a los líderes que desempeñan un rol como sujetos políticos. Es que el costoso predial remata a las familias en épocas de quebrantos económicos, es injustificable. Lo único que debería actualizarse por estos duros tiempos, sería la capacidad de los dirigentes para solidarizarse y no decretar más cargas a los ciudadanos.

*»El credencialismo Hirsuto». Nota de facebook del autor. 2019.

5 comentarios en «La ley del predial: al caído, caerle.»
  1. Duber, magnífico análisis sobre el pesado impuesto de predial que pretenden abrochar nos administraciones que creímos nos iban a representar y a defender.

  2. El alcalde era uno como candidato pero ahora está ciego de poder curioso que el mismo autor del artículo antes lo defendía y ahora tiene la capacidad de ver sus errores. El Alcalde de cambio solo en imagen porque en cuanto al respecto a la crítica sale su verdadera naturaleza.

  3. Lamenté mucho cuando Juliana Ospina se burló de Rodrigo por la falta de estudio y ahora lamento que Rodrigo le diga a sus críticos que no saben leer solo para ocultar que ese predial es un atraco contra nosotros los que luchamos para tener una vivienda. Rodrigo le hizo daño el poder y se rodea solo de gente que le aplaude todo y se prestan por los contratos para su familia y amigos las bodegas están ahí y ya las conocemos actuando contra la gente crítica. Nada que ver con el progresismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.